El harpagofito es una planta de uso medicinal que proviene de la sabana africana. Su uso en Europa se popularizó en los años 70, pero lo cierto es que los nativos africanos ya la usaban y conocían sus beneficios para la salud.

La también llamada “garra del diablo“, tiene múltiples propiedades, entre ellas su efecto antiinflamatorio, antirreumático y analgésico. Es usada por humanos y animales. La gran ventaja es que apenas tiene efectos secundarios y para los animales, no resulta tóxica en absoluto.

Por supuesto, es un compuesto recurrente en medicamentos farmacológicos, no sólo en antiinflamatorios y analgésicos. También se usa como antipirético y para aumentar el apetito.

Usos del harpagofito para perros

Aunque existe el harpagofito para perros en pastillas o en polvo como complemento alimenticio, lo cierto es que se suele administrar como compuesto de algún fármaco o como snack que te recomiende o prescriba el veterinario de tu mascota. La mejor opción es hablar con el veterinario si quieres dar harpagofito a tu perro.

¿En qué casos se prescribe? Como ya hemos dicho, el harpagofito tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que se suele usar en perros con artritis reumatoide, artrosis, tendinitis, bursitis o cualquier enfermedad relacionada con las articulaciones, que suelen ser comunes en la edad anciana.

También se usa para perros con sobrepeso o enfermedades congénitas, y para razas con dolores constantes en las articulaciones como los Teckels o los Corgis.

¿Cómo detectar un problema de articulaciones en tu perro?

Aunque nuestras mascotas tengan dolencias y problemas articulares, muchas veces no nos damos cuenta. Si ves que tu perro anda o corre más despacio, cojea frecuentemente, le cuesta más subir las escaleras, o después de saltar se cae o le duelen las patas puede ser que sea un signo de que sufre de algún problema de este tipo.

Dosis de harpagofito recomendada para perros

Si le vas a dar a tu perro harpagofito como complemento en polvo o pastillas, ten en cuenta que la dosis correcta equivale tan solo a 0,25 gramos por kilogramo de peso, es decir, si tu perro pesa 2 kilogramos, le deberías dar 0,50 gramos de harpagofito. Si pesa 10 kilogramos, equivaldría a 2,5 gramos en total.

Otra opción es darle pienso que contenga harpagofito en muy bajo porcentaje.

Organic truthan-Pavo con Shiitake

Pienso natural para perros (con harpagofito)

VER PRODUCTO AQUÍ

Posibles efectos secundarios

Usando las dosis recomendadas o piensos naturales, no has de preocuparte, ya que los efectos secundarios de esta planta medicinal son mínimos e infrecuentes. Sin embargo, si tras el uso de harpagofito, tu perro presenta alguno de estos síntomas, puede ser debido a su uso:

  • Diarreas, vómitos, náuseas o arcadas.
  • Hipersensibilidad dermatológica.

Para qué perros no se recomienda

  • No se recomienda para perras gestantes o lactantes. Si es el caso de tu perra, abstente de medicarla con harpagocito, ya que no se han estudiado sus efectos durante la gestación y lactancia, y por tanto, no se sabe qué efectos podría tener.
  • Vigila que tu perro no sea alérgico a la planta. Si es la primera vez que se lo proporcionas, cuida de que no presente síntomas fuera de lo común (aunque suele ser muy poco probable).

¿Con qué alimentos debemos complementar el uso de harpagofito?

Si tu perro tiene problemas articulares, no basta con aportarle su medicina o su dosis de harpagofito. Debes proporcionarle una dieta saludable rica en tendones u otros alimentos ricos en colágeno, que previene el deterioro de los huesos.

Algunos alimentos ricos en colágeno que puedes dar a tu mascota son el huevo para perros, el pescado azul, caldos de carne o de pescado, frutos rojos o frutos cítricos.