El zinc es un oligoelemento esencial para el metabolismo de tu perro. Normalmente, se lo podemos proporcionar fácilmente con una dieta equilibrada, pero si tu perro tiene déficit de zinc necesitará de un suplemento que se adecúe a su raza y tamaño.

¿Qué función tiene en su organismo?

El zinc cumple un papel muy importante en el organismo de nuestro perro. Es un mineral fundamental para la síntesis de proteínas, hidratos de carbono y grasas.

También forma parte de las enzimas de su organismo, por lo que resulta esencial para el ADN y ARN, y para que su sistema inmunitario funcione correctamente, para que sus heridas cicatricen con normalidad y para la percepción del gusto y el olfato. Además, cumple un papel importante en la reproducción.

¿A qué puede deberse su déficit?

Puede deberse a que tu mascota no lo absorba correctamente por culpa del exceso de otro mineral que dificulte su absorción, como el calcio, el hierro o el cobre. Por ejemplo, si le das a tu perro un suplemento de hierro sin que su veterinario se lo haya aconsejado, caes en el riesgo de que la absorción de zinc disminuya notablemente.

Por todo ello, es mejor que no recurras a los suplementos líquidos o en pastillas a no ser que sea estrictamente necesario, y optes por proporcionarle a tu mascota una dieta variada y equilibrada de forma natural.

Consecuencias del déficit de zinc en perros

Su déficit afectará al crecimiento de tu perro. Los perros con déficit de zinc presentan un crecimiento lento. También produce pelo seco, piel seca, problemas cutáneos, alopecia e incluso falta de apetito.

Además, puede afectar al sistema inmune, que ayuda a combatir enfermedades víricas y bacterianas. Por eso, si notas cualquiera de estos síntomas en tu mascota, acude cuanto antes al veterinario.

¿Cómo dárselo y en qué alimentos está presente?

El zinc está presente en muchos vegetales y carnes. En las carnes resulta más eficiente que en los vegetales, sobretodo porque se adecúa mejor a la dieta canina por su alto aporte de proteínas.

Los cereales tienen un alto contenido en fósforo, que bloquea la absorción del zinc, por lo que tienes que asegurarte de que le das a tu mascota un buen pienso con un alto porcentaje de proteínas y que no abuse de los cereales ni del calcio en su dieta.

Organic weissfiss

Pienso natural para perros (con zinc)

VER PRODUCTO AQUÍ

De todas formas, muchos piensos resuelven el problema del cereal añadiéndole un aporte de zinc extra a su receta. No está de más, no obstante, que te informes siempre de los ingredientes que contiene el pienso y los snacks que proporcionas a tu mascota.

Los mejores alimentos naturales para perros que contienen un alto porcentaje en zinc son el hígado, la carne magra de vaca, la carne magra de pollo o pavo y los crustáceos, como por ejemplo el krill para perros, que ya hemos tratado en otro artículo.

Razas de perro predispuestas al déficit de zinc

Sí, hay razas de perro predispuestas genéticamente a sufrir de déficit de zinc y algunas de ellas, como el Bull Terrier, no responden a los suplementos líquidos o en pastillas, sino que necesitan un champú especial enriquecido con zinc.

A este tratamiento en concreto se le denomina “champuterapia” y consiste en lavarlo con el champú a una temperatura de 25 grados y dejarlo actuar unos 10 minutos para que haga efecto.

El resto de las razas que sí responda a los tratamientos, necesitará una suplementación de por vida para que gocen de un crecimiento y desarrollo normal en su organismo. Las razas predispuestas a dicho déficit son el husky siberiano, el bull terrier, el malamute de Alaska y el Spitz.