La vitamina A es esencial para los perros, lo que significa que debe ser parte de su dieta para que su perro mantenga una salud óptima. La piel, el pelaje, los músculos y los nervios requieren de ella para su correcto funcionamiento.

Introducción a la vitamina A para perros

Si un perro no recibe suficiente vitamina A en su dieta, lo primero que notará es que su piel y su pelaje no tienen un aspecto saludable o que puede sufrir ceguera nocturna. Los músculos se deterioran y el perro se siente débil.

Los perros necesitan la necesitan en todas las etapas de su vida, ya que su organismo no puede funcionar correctamente sin ella. Es especialmente importante para las hembras preñadas y cachorros, ya que éstos la necesitan para su crecimiento y desarrollo muscular y neurológico.

Las fuentes más comunes de vitamina A son el hígado, el aceite de hígado de pescado y las yemas de huevo, pero también puede encontrarse en verduras como el boniato, las zanahorias y la col rizada.

Proporcionar a su perro un multivitamínico saludable como nuestro pienso Organic Bio Barf es una buena manera de asegurarse de que recibe todas las vitaminas que necesita en niveles adecuadamente equilibrados.

Funciones de la vitamina A en perros

Esta vitamina esencial contribuye al mantenimiento de casi todos los sistemas orgánicos, desde el esquelético hasta el reproductor.

La vitamina A es más conocida por contribuir a la salud de la vista y la piel, pero sus funciones van mucho más allá de los ojos y el pelaje. Es imprescindible para el desarrollo del cerebro y el esqueleto.

Además, evita que los perros enfermen, ya que ayuda a potenciar la respuesta inmunitaria, contribuyendo a crear la mucosidad protectora que recubre los pulmones. Dado que está presente en casi todos los sistemas corporales, algunos veterinarios comparan la vitamina A con el «aceite» que mantiene el buen funcionamiento de los cuerpos humano y canino.

Ingesta diaria recomendada

Los expertos recomiendan 5.000 I.E. de vitamina A por kilo de dieta de materia seca para perros de todas las etapas de vida y razas. Aunque, según algunos científicos, los perros pueden ingerir hasta 10 veces esa cantidad de forma segura.

Fuentes alimentarias

Los perros obtienen la vitamina A al digerir alimentos que contienen betacaroteno. Probablemente sepa que las verduras de hoja verde, como las espinacas, están repletas de betacaroteno, pero esta vitamina esencial se esconde también en otros alimentos.

Las naranjas (sí, los perros pueden comer naranjas) son otra fuente de alimentos repleta de vitamina A. Otras fuentes son la leche, el hígado, las zanahorias, el brócoli y la sandía. Si va a alimentar a su cachorro con leche, asegúrese de hacerlo con moderación, ya que una gran cantidad de productos lácteos puede suponer problemas de estómago para algunos perros.

Signos de deficiencia de vitamina A en los perros

Los efectos secundarios más documentados de la carencia de vitamina A en los perros son los problemas de piel y pelaje. Los perros con deficiencia de esta vitamina suelen tener un pelaje escaso o parches sin pelo y una piel seca y escamosa con protuberancias o lesiones.

A veces estas llagas abiertas desarrollan infecciones por bacterias o levaduras, que pueden causar un olor desagradable. No es infrecuente que los perros con niveles bajos de vitamina A tengan también irritación de los oídos o infecciones frecuentes de los mismos.

Los perros con una deficiencia grave de vitamina A tienden a estar muy débiles y pueden rechazar la comida por completo. También pueden tener dificultades para desplazarse por la noche debido a la ceguera nocturna relacionada con la carencia.

Las deficiencias de vitamina A son especialmente duras para los perros jóvenes, ya que el retinol desempeña un papel crucial en el crecimiento y la reestructuración de los huesos. Esto puede traducirse en un retraso en el crecimiento y en irregularidades en los huesos del oído interno, lo que hace que algunos perros se queden sordos o con problemas de audición.

Suplementos de vitamina A para perros

No todos los perros pueden absorber la vitamina A de los alimentos; esto puede deberse a medicamentos que bloquean la absorción o a problemas digestivos. Algunas mutaciones genéticas pueden dificultar o incluso imposibilitar la metabolización de ciertas vitaminas.

Organic Bio Barf

Pienso multivitamínico para perros (incluida vitamina A)

👉 VER PRODUCTO AQUÍ 👈

Los suplementos de vitamina A son un gran refuerzo de energía para los perros con pequeñas deficiencias. Los suplementos también pueden favorecer un pelaje más sano y brillante y una piel más clara. Dado que es crucial para el desarrollo de los huesos, los cachorros se beneficiarán de ella para mantener su crecimiento.

Los suplementos de vitamina A también pueden ayudar a los perros a medida que envejecen, ya que favorecen la salud ocular y pueden reducir la aparición de la ceguera nocturna. Algunos veterinarios incluso la recomiendan para las hembras embarazadas.