Seguro que alguna vez te has preguntado si los mejillones para perros son una buena idea.

Estás disfrutando de un buen plato cuando tu perro se asoma debajo de la mesa y te ruega con una mirada suplicante. Eso sí, saber si los perros pueden comer mejillones en estos casos puede muy importante como para evitar que tu perro se enferme.

Beneficios de los mejillones en perros

La respuesta es sí, los perros pueden comer mejillones. Aunque uno puede ser bastante escéptico al respecto, los mejillones son moluscos que encajan en el grupo de productos pesqueros comestibles y saludables para estas mascotas. De hecho, los perros pueden comer pescados como el atún, pero también mariscos.

Incluso, los mejillones para perros son una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos omega-3 y minerales esenciales como el zinc, el hierro y el manganeso. Se sabe que la proteína ayuda a los perros a mantener sus músculos saludables.

organic black fish

Pienso natural para perros (con extracto de mejillones de labios verdes)

VER PRODUCTO AQUÍ

Los ácidos grasos omega-3, por otro lado, fortalecen el sistema inmunológico al reducir la aparición de inflamación y también el riesgo de enfermedades, especialmente de tipo cardiovascular. También se sabe que los mejillones para perros mejoran la apariencia del pelaje haciéndolo más suave y brillante.

El zinc, por otro lado, mejora las articulaciones haciéndolas más saludables y fuertes y reduce el peligro de artritis canina mientras que el hierro mantiene altos los niveles de energía. Finalmente, el manganeso ayuda al perro a tener un metabolismo saludable y eficiente.

Cómo cocinar mejillones para perros

Los perros pueden comer mejillones siempre que se preparen de la manera correcta. En primer lugar, límpialos de la cáscara para evitar que el perro se la trague, como en el caso de los pistachos. Luego hay que hervirlos para quitarles la sal ya contenida en el agua de mar absorbida por los mejillones.

No agregues ajo o cebolla, ya que contienen tiosulfato, que es altamente tóxico para los perros. La ingesta de tiosulfato es muy mala para ellos, ya que provoca anemia, dificultad para respirar, taquicardia, vómitos, diarrea, ictericia, apatía, pérdida de apetito, deshidratación y dolor abdominal en el perro.

Mejillones en polvo o migas

Otra opción común es agregar un poco de polvo de mejillón de labios verdes a las comidas de tu perro como acompañante de las mismas. El polvo es solo una forma descompuesta del mejillón crudo, por lo que tiene beneficios similares para la salud.

Advertencias y consejos sobre los mejillones verdes para perros

Por eso, a pesar de que los mejillones están incluidos en la lista de alimentos que puede comer un perro, evita siempre convertirlos en una comida exclusiva de su dieta. De hecho, los mejillones deben administrarse con moderación, quizás como premio, o en una pequeña parte de alimentos específicos y papillas para perros.

Además, los mejillones para dar a los perros deben estar siempre cocidos y nunca crudos para evitar la transmisión de virus y bacterias peligrosas.

Recuerda que también es muy necesario supervisar al perro que come mejillones para evitar que también ingiera la concha. y sobre todo hay que limitar los condimentos innecesarios que puedan resultar tóxicos y venenosos para su sistema digestivo.

En cualquier caso, si los mejillones para perros causan alguna reacción adversa en tu mascota, debes acudir de inmediato al veterinario.