El krill es un pequeño crustáceo con la forma de una gamba o un camarón. Habita en el Océano Antártico y de ellos se alimentan focas, peces, pingüinos y uno de los animales más grandes del océano, la ballena.

Este animal supone una de las mayores biomasas de la tierra, por lo que es un alimento abundante, de hecho el peso de todo el krill que existe se compone de nada más y nada menos que ¡500 toneladas! Por ello, dar krill a nuestro perro es beneficioso para su salud. Además, es sostenible para nuestro planeta, al ser un recurso que abunda.

¿El krill es bueno para los perros?

Por supuesto que . De hecho es uno de los alimentos más nutritivos, por algo es la base de alimentación de las ballenas. El krill es un superalimento por ser rico en ácidos grasos Omega 3, vitaminas, proteínas y antioxidantes. También contiene valiosos minerales para el organismo, entre ellos zinc, magnesio, calcio, fósforo, yodo, sodio y un largo etcétera.

En Japón, el aceite de krill incluso se usa como ingrediente para el consumo humano en algunas recetas. Por todo esto, aportará los siguientes beneficios al organismo de nuestro perro:

  • Reduce los picores: Al tener propiedades antioxidantes, el krill para perros hace que la piel se regenere antes, lo cual reducirá el prurito de su piel, y por tanto, las heridas cutáneas por un rascado excesivo.
  • Evita enfermedades cardiovasculares: Por su alto contenido en Omega 3, ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, fortaleciendo el corazón y favoreciendo un correcto flujo sanguíneo. El Omega 3 es vital para cualquier organismo vivo; sea planta, animal o ser humano, por lo que sí, el krill también es beneficioso para nosotros.
  • Mejora su salud cerebral: En cachorros, acelera el aprendizaje, y en perros adultos o ancianos, reduce el riesgo de enfermedades producidas por el deterioro cognitivo además de retrasarlas. Es decir, contribuye al desarrollo del cerebro y mejora su funcionamiento.
  • Previene las enfermedades cancerígenas: Combate los radicales libres debido a sus antioxidantes.
  • Mejora la salud ocular: Al contener DHA y EPA, los grasos Omega 3 de la retina contribuyen a su fortalecimiento.
  • Disminuye la inflamación: Controla la inflamación de los riñones, los huesos y articulaciones y la piel.
  • Aporta brillo y salud al pelo y la piel: Su aporte de vitaminas y antioxidantes contribuye al crecimiento de un pelo fuerte y brillante.

¿Cómo darle krill a mi perro?

Primero, no te preocupes por su sabor. Los perros lo suelen aceptar de buen grado, para ellos es un alimento delicioso. Hay muchas maneras de poder dárselo correctamente a tu perro, y todas son beneficiosas. Puedes encontrar píldoras naturales hechas con aceite de krill, que puedes añadir a su dieta como suplemento. También puedes encontrarlo como suplemento en forma de líquido.

Organic weissfiss

Pienso natural para perros (con krill)

VER PRODUCTO AQUÍ

Si lo quieres añadir a su dieta diaria, lo cual es muy recomendable, puedes encontrar muchos piensos que contienen krill. O si lo prefieres, puedes dárselo como recompensa, puesto que también forma parte de los ingredientes de sus amadas “chuches”.

El krill, un origen limpio ¿De qué se alimenta?

El krill contiene menos metales pesados  y toxinas que otros alimentos provenientes de océanos y mares. Esto se debe a que proviene del océano Antártico, siendo este el más limpio del planeta y también, en buena parte, a su alimentación. Este pequeño animal se alimenta de fitoplancton y se encuentra muy bajo en la cadena alimentaria, lo cual contribuye a que esté limpio en toxinas.