La salud de nuestros perros dependen principalmente de su alimentación y modo de vida, pero a veces con llevar una vida sana y una buena alimentación, no es suficiente. Para eso están los suplementos alimenticios para perros. Ayudan a dar un empujoncito a la nutrición de nuestra mascota.

Ahora bien, hay de distintos tipos y pueden estar destinados a un problema de salud en específico. Pueden tratarse de suplementos vitamínicos, minerales, suplementos para las articulaciones…

Es por eso que en este blog te vamos a indicar cuál necesitas según qué caso: ¿Mi perro necesita suplementos alimenticios? ¿Qué tipos existen? Te respondemos a todo si sigues leyendo.

¿Mi perro necesita suplementos alimenticios?

Tu perro debe de tomar suplementos alimenticios sólo si los necesita. Por eso, antes de darle suplementos, asegúrate de que hace ejercicio diariamente y de que lo estás alimentando de forma variada y equilibrada, por ejemplo, con los piensos completos de Organic Hunde.

saco hyposen

Pienso natural para perros

VER PRODUCTO AQUÍ

Si aún así, tu perro cumple con alguno de estos puntos, puedes optar por darle un suplemento alimenticio:

  • Si le das comida casera en vez de pienso: Los piensos de por sí suelen llevar un extra de vitaminas y minerales. Sin embargo, es difícil que tomen todos los nutrientes que necesitan si los alimentas con comida casera, con lo cual es recomendable darle algún suplemento en este caso.
  • Si es un perro de edad avanzada: Con la edad, los perros empiezan a tener achaques al igual que las personas, así que muchas veces su salud mejorará si le das suplementos vitamínicos o suplementos para las articulaciones.
  • Perros enfermos: Si tu perro está enfermo o lo acabas de rescatar, un suplemento adecuado le ayudará mucho a recuperarse.
  • Perros con dermatitis o caída de pelo en exceso: A estos perros les viene bien la vitamina E hasta que acabe la época de muda o mejoren su dermatitis.
  • Perros de alto rendimiento: Los perros deportistas o trabajadores necesitan un aporte extra, ya que gastan mucha más energía que un perro normal.

¿Qué tipos de suplementos existen?

Hay muchos tipos de suplementos alimenticios, aquí te indicaremos los más comunes:

Suplementos vitamínicos

Las vitaminas son esenciales para el funcionamiento de las células y el crecimiento de tu perro. Estas son la principales y algunas de las funciones que cumple cada una de ellas.

  • Vitamina A: Ayuda a la salud ocular, al sistema inmunológico y fortalece la piel.
  • Vitamina C: Ayuda al sistema inmunológico, a las articulaciones y es una vitamina antioxidante.
  • Vitamina D: Necesaria para absorber el calcio y para el desarrollo de los huesos.
  • Vitamina E: Protege las células, fortalece la piel y el pelaje, y es un antioxidante.
  • Vitamina K: Ayuda con la salud de los huesos y con la coagulación sanguínea.

Suplementos para las articulaciones

Si tu perro tiene artritis, problemas óseos, problemas de movilidad o es un perro muy activo, entonces debes darle suplementos para las articulaciones. Puedes darle condroprotectores, que están formados por varios componentes, o darle uno de ellos en específico como glucosamina (que reduce la inflamación), condroitina (que mantiene las articulaciones flexibles) o ácidos grasos Omega 3 (que mejoran la salud cardiovascular, reducen la inflamación y mejoran las articulaciones).

Suplementos alimenticios de minerales

Muchas veces los suplementos vitamínicos para perros o los piensos incluyen un extra de minerales. Aunque tu veterinario también te puede recomendar uno por separado como es el calcio o el magnesio.

Cada mineral ayuda con una función en concreto y son nutrientes necesarios para la salud de tu perro. Por ejemplo, el calcio ayuda con la salud ósea, el fósforo a almacenar energía y el potasio equilibra la orina y ayuda con la desintoxicación renal.