¿El arroz para perros es bueno? Como sabemos, nuestros perros son descendientes de los lobos y como tal, son animales carnívoros que deben alimentarse principalmente de carne, excluyendo cereales como el trigo o el maíz.

Aunque esta teoría es correcta, durante muchos siglos los perros convivieron con humanos y fueron alimentados principalmente con restos de comida humana, por lo que el sistema digestivo del perro evolucionó, digiriendo una gran cantidad de alimentos que en sus orígenes no podía ingerir.

Entre estos alimentos, uno de los mejores cereales que pueden comer los perros es el arroz.

Beneficios del arroz para perros

Aunque muchos están convencidos de que un perro solo debe alimentarse con carne, algunos cereales pueden ser muy útiles en su dieta.

El arroz integral es, con diferencia, el mejor grano que se puede añadir en la dieta de este animal. Es una excelente fuente de carbohidratos de bajo índice glucémico, lo que significa que libera su energía más lentamente.

Entre las propiedades nutricionales de este grano encontramos: hierro, fibra, proteínas, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio, sodio… y algunas vitaminas, entre ellas la vitamina A, la vitamina C y algunas vitaminas del grupo B.

Evidentemente, como en todas las cosas, el equilibrio y la moderación son el secreto para una correcta alimentación de nuestros animales. La dieta de un perro no debe basarse únicamente en este alimento, ni utilizarse como fuente principal de su nutrición.

Los perros que sufren problemas digestivos o de asimilación como la enfermedad inflamatoria intestinal toleran mejor las dietas bajas en grasas, por lo que el arroz puede convertirse en uno de los ingredientes principales.

Un plato de arroz hervido con pollo deshuesado y/o huevo crudo es un alimento de alto valor nutritivo tanto para perros sanos como enfermos. También se utiliza en la dieta BARF para perros y en muchas dietas naturales.

REIGEVIT

Pienso de arroz con verduras para perros

👉 VER PRODUCTO AQUÍ 👈

Así que, al contrario de lo que se suele comentar en foros y redes sociales, el arroz es un gran alimento para perros, pero solo cuando se utiliza como complemento de una dieta compuesta principalmente de carne o pescado.

Por supuesto, no debe confundirse con otros cereales como el trigo o el maíz. El trigo o el maíz es un grano inservible para un perro, que apenas aporta valor nutricional y se utiliza como relleno para reducir costes en los piensos comerciales.

¿La comida para perros contiene arroz?

Sin duda, un alimento comercial que contenga arroz entre sus ingredientes es un pienso de gran calidad. Aunque hay que ser precavido y fijarse en la lista de ingredientes, que por ley deben aparecer en orden decreciente a partir de la mayor cantidad.

¿Arroz blanco o integral?

La mayoría de la gente definitivamente elegiría el integral debido al hecho de que no se procesa más lento que el blanco, es más rico en fibra, minerales y vitaminas.

Además, contiene más proteína y menos almidón. Teniendo en cuenta estos aspectos, el arroz integral podría formar parte de la dieta del perro.

En algunas situaciones, sin embargo, especialmente si nuestra mascota sufre diarrea y malestar estomacal, el arroz blanco es la mejor opción. Una dieta a basada en este alimento es capaz de aliviar la diarrea debido al hecho de que el grano absorbe el exceso de agua en el tracto gastrointestinal.

¿Es el arroz mejor que otras opciones de alimentación?

Los piensos que contienen arroz en la cantidad adecuada son más nutritivos y de mayor valor biológico que los que se basan en patatas o legumbres. Evidentemente es mejor excluir el maíz, el trigo, etc, porque tienen muy poco valor nutricional para el perro.

El trigo y el maíz simplemente se utilizan para reducir costes en la producción de alimentos para perros, ya que son materiales muy baratos. De esta manera el productor puede obtener más beneficios al reducir la cantidad de proteína en la carne y usar granos baratos con trigo o maíz.

¿Cuántas veces puedo darle arroz a mi perro?

Este alimento es una excelente opción para agregar a la comida para perros, pero no debe considerarse el alimento básico de la dieta diaria de la mascota.

Una opción segura es servirlo no más de 2 o 3 veces por semana, porque una ingesta excesiva de hidratos de carbono seguro que no será buena para su salud.