Las semillas de anís para perros sirven para atraer la atención de tus canes y tiene algunos beneficios para su organismo. Para que te hagas una idea, produce un efecto parecido al catnip o “hierba gatera”. Puede hacer sentir a tu perro más feliz, juguetón o cariñoso. Por eso, es ideal como premio cuando quieras enseñarle algo.

¿Qué es el anís para perros?

El anís es una semilla muy usada para elaborar infusiones, cócteles, comidas y dulces. Suele tener un aroma muy dulce y un sabor parecido al regaliz. Proviene de una planta llamada Pimpinella Anisum.

Ten en cuenta que el anís común es muy diferente al de tipo “estrellado”, aunque su sabor y olor sean parecidos. De hecho, tienen propiedades diferentes. Las semillas de anís estrellado tienen forma de estrella o de flor como bien indica su nombre.

En perros se usa mucho para realizar entrenamientos de todo tipo. Lo suelen usar los adiestradores de perros profesionales para enseñarlos a rastrear.

¿Cómo puede afectar el anís a mi perro?

Para empezar, puede hacer que tu perro esté más activo y juguetón, por lo que (a no ser que se lo vayas a dar como ingrediente de un pienso o similar) será mejor que no se lo des a la hora de dormir. De hecho, a diferencia de la hierba gatera, el anís jamás hará que tu perro se encuentre soñoliento. Si es cierto que después de su arrebato de energía y de juegos, tu perro necesitará descansar un rato.

A la mayoría de los perros les va a gustar su olor y sabor, y se pondrán contentos, pero no a todos. En ese caso, no le producirá ningún efecto y lo rechazará, pero siempre puedes probar con otros premios de origen natural como nuestras zanahorias para perros.

También puedes usarlo para aliviar el malestar estomacal o mejorar su piel, pero en este caso será mejor que lo consultes con el veterinario.

¿Cómo se usa el anís en perros?

Para empezar, debes darle a tu perro cantidades muy pequeñas de anís. En caso contrario, le puede producir vómitos, diarrea y malestar general.

Para estimular aún más su olfato puedes machacar las semillas en un mortero o picarlas con un cuchillo. Esto te será muy útil si tu perro es anciano. Puedes darle las semillas como premio o también puedes mezclarlas con su pienso.

La dosis ideal va a depender de cada perro individualmente, por lo que lo mejor es que pruebes una cantidad muy pequeña y si a la media hora no has conseguido el efecto deseado, pruebes con un poquito más, pero nunca te pases de cantidad.

Organic holistic - Aves Camperas con cordero y Bayas de goji

Pienso natural para perros (con anís añadido)

VER PRODUCTO AQUÍ

Si lo que quieres es beneficiarte de su efecto calmante o quieres asegurarte de que el pienso de tu perro sea sabroso y estimulante, prueba a darle un pienso que contenga anís entre sus ingredientes, como los que tenemos en nuestra página de Organic Hunde.

¿Puedo usar aceite esencial de anís con mi perro?

El aceite esencial de esta semilla está muy concentrado y tiene un olor muy muy potente. De hecho, no está recomendado para usarlo directamente sobre la piel de tu perro, y ni siquiera sobre la tuya. Es por eso que no te recomendamos su uso en perros especialmente. Es mucho mejor para ellos usar una pequeña cantidad de semillas machacadas o molidas. No obstante, ante cualquier duda, consulta al veterinario.