Es posible que hayas oído hablar de los beneficios del ajo para la salud de los perros, pero no estás completamente seguro de si es realmente seguro darle de comer dicha hortaliza a tu perro. Si has estado navegando por la web, probablemente hayas notado muchas opiniones positivas y negativas sobre ella en la dieta del perro.

Sin embargo, el ajo es muy adecuado para tu mascota. Ha sido utilizado por los veterinarios para el tratamiento de muchas enfermedades durante muchos años.

La confusión la provocó la similitud de uno de los ingredientes, el tiosulfato de sodio, presente tanto en la cebolla como en el ajo. Sin embargo, las cantidades de tiosulfato de sodio presentes en el ajo son insignificantes, con cantidades mayores en las cebollas. Por lo tanto, no existe una base científica para no incluir el ajo en la dieta de un perro.

¿Cuánto ajo debo darle a mi perro?

La dosis diaria recomendada para un perro es de 1 diente por cada 30 kg de peso. Esta dosis fortalece el sistema inmunológico y tiene propiedades anticancerígenas.

Antes de darle el ajo a tu perro, pícalo y espera 15 minutos, luego añádelo a la comida. Este proceso provoca la descomposición de la «aliina» en «alicina«, un compuesto que tiene un fuerte efecto antibiótico.

A pesar de la cantidad microscópica de tiosulfato de sodio, ¿es peligroso el ajo? No exactamente. La clave para el uso seguro del ajo en perros es el tamaño de la dosis y la frecuencia de uso.

Sin embargo, ten en cuenta que el ajo no debe administrarse a animales previamente diagnosticados con anemia o planeados para cirugía.

Además, los cachorros jóvenes de seis a ocho semanas de edad no deben comerlo, ya que el proceso de regeneración de nuevas células sanguíneas no se lleva a cabo hasta las 6 u 8 semanas de edad.

Propiedades del ajo

  • Es fuente de inulina, aminoácidos, azufre, zinc, potasio y fósforo.
  • Contiene grandes cantidades de vitaminas A y C, así como calcio, magnesio, manganeso, selenio y vitaminas del complejo B.
  • Tiene propiedades de calentamiento y mejora la circulación sanguínea. Además, es excelente para los pulmones, el intestino grueso, el bazo y el estómago.
  • Ayuda a desintoxicar el cuerpo apoyando las bacterias naturales en el tracto digestivo y eliminando las dañinas.
  • Es un aliado del hígado: neutraliza las sustancias nocivas antes de que ingresen al sistema digestivo del perro. Además, se puede decir que «desinfecta» todo el sistema digestivo.

El ajo como repelente natural

El ajo para perros puede ser tu aliado en la dura lucha contra las pulgas y las garrapatas si empiezas a dárselo a tu perro a tiempo. Proporcionarle este alimento diariamente durante dos semanas, y luego dos veces por semana para mantener el efecto, creará una capa protectora natural en el pelaje en unas pocas semanas.

Alimento Gourmet Organic Holistic

Pienso natural para perros (con ajo)

VER PRODUCTO AQUÍ

Parecerá extremadamente hostil a las garrapatas y pulgas. Vale la pena abstenerse de bañar al perro con frecuencia, para no destruir esta protección natural y no exponerlo a nuevos ataques de pulgas y garrapatas. Al mismo tiempo, puedes minimizar el secado del pelaje bañando a tu mascota con almidón de maíz.

Adicionalmente, una investigación realizada por el Instituto Americano del Cáncer sugiere que el ajo como alimento para los perros puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, incluyendo, por ejemplo, cáncer de estómago, colon, esófago y páncreas.